QUINOA PARA CUIDAR LA PIEL

QUINOA PARA CUIDAR LA PIEL

La quinoa es un súper alimento y no cabe duda de sus beneficios para mantenerse saludable, pero resulta que además es un cosmético natural.

“(La quinoa) se ha masificado en el último tiempo por su alto contenido de proteínas, hierro, calcio, fósforo, vitaminas del complejo B y fibra”, explica la nutricionista clínica Noelle Litvak, fundadora de la plataforma de recetas saludables Nutralicioso.com.

Según la doctora Sofía Bennett, nutrióloga del centro Benefit Nutrición, “la quinoa está clasificada dentro del grupo de los carbohidratos, ya que es el macronutriente con mayor porcentaje. Posee un muy buen balance de aminoácidos esenciales y tiene un bajo índice glicémico".

ambién se ha comprobado que la cáscara de la semilla de esta milenaria planta contiene beneficiosos componentes para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Durante ensayos clínicos in vitro del grupo L'Oréal, la quinoa demostró poder limitar la cohesión del estrato córneo y mantener su organización lipídica sin producir irritación, logrando una piel más humectada y luminosa.

Estas cualidades han llevado a varias marcas a elaborar cosméticos con quinoa, que se pueden conseguir en farmacias y otros puntos de venta. Pero también se utiliza quinoa en productos artesanales para el cuidado de la piel y el pelo.

Susana Olavarría, terapeuta floral y fundadora de la marca de cosméticos naturales DelaSalvia, explica que comenzó primero a crear preparaciones caseras a base de quinoa para usar en su pelo y el de su hija con el fin de ocupar productos menos elaborados y más naturales.

“Descubrí que funciona muy bien en personas con casco graso y puntas secas, además de ser muy útil para quienes vivimos en ciudades como Santiago, dadas sus propiedades astringentes y alcalinos”, dice.

Para hacer cosméticos caseros con quinoa se necesita extracto de quinoa. Es una sustancia alcalina y llena de proteínas que no puede ingerirse, pero -dice Susana Olavarría- es ideal para corregir problemas de grasa en la piel y el pelo. Además es alérgenica, por lo que no genera reacciones negativas al entrar en contacto con la dermis, donde genera una sensación de limpieza, dejándola fresca y más limpia.

Para elaborarla, hay que remojar dos cucharadas de quinoa en una taza y media de agua caliente durante al menos dos horas. Luego, se debe cocinar la mezcla a fuego mínimo durante algunos minutos, y esperar hasta que hierva. Finalmente se cuela con un lienzo o gasa y se deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, se debe guardar en un refrigerador en un frasco de vidrio tapado.